martes, 2 de marzo de 2010

El Terremoto.

Y es que me desperté a las 3:34 am (supongo) y todo se movia... me dio flojera levantarme hasta que los vidrios empezaron a sonar más fuerte. Me levanté de mi cama y me quedé afuera de la puerta de mi hermana, donde suponemos que es el lugar mas seguro porque en esas murallas no cuelga nada.
El piso empezó a moverse más fuerte aún y las cosas empezaron a caer de las repisas.
Miré el cielo y vi destellos azules y los cables balanceándose de un lado a otro.
De repente me percato de que mi mamá habia empezado a orar en voz alta, pidiendo protección y, segun yo, pidiendo perdón.
Mi hermana suelta un grito de los mil demonios.
Les grité que se calmaran porque me tenian un poco histérica (lo admito, quize darle una cachetada a cada una, o en su defecto, agarrarlas del cuello).
Volví a mirar el cielo y lo mismo. Destellos azules y blancos.
Por un momento creí que se iba a acabar el mundo o en su defecto, nos venían a raptar los aliens (el dia anterior habia estado leyendo sobre friendship)

Fue eterno.

Casi 3 minutos de un incesante balanceo es horrible.

Terminó y salimos al patio.

Solo puedo decir que no soporto la Histeria Colectiva.
No soporto seguir en la casa porque no la podemos dejar sola.

Y si, me da lata que se vayan tantos lindos recuerdos en la casa de mi tía por este terremoto.
Pasé muchas vacaciones corriendo por esos pasillos encerados, marcando los pies con agua en el patio de cemento, sacando manzanas y uvas y enchulando nuestra casa en el árbol.
pero al menos están todos bien (siempre me dio miedo que la casa fuese de adobe)

2 comentarios:

Un ser supremo dijo...

el mismo miedo tengo yo, pq mi tía se va a ir de la casa y eso significa venderla...

Juani dijo...

wjaajajajajajjajaa...me rei caleta...puchas sorry...pero me imagine tu cara..